16 mar. 2014

Primeros trabajos en el huerto

Queridos amigos y amigas,

Por fin ha llegado el momento de ponerse en serio con el huerto. Yo no sé vosotros, pero yo estaba ya deseando que se acabara el frío para empezar a sacar las semillas, la pala, el rastrillo y todo lo demás para ponerme manos a la obra.

Como os comentaba en mi anterior post, este año no ha hecho nada de frío en Bruselas y estamos disfrutando de un tiempo precioso desde hace ya casi dos semanas. Para que os hagáis una idea de lo pronto que ha llegado la primavera, ahí os pongo un par de fotos de la mimosa de París que tenemos en el jardín. 

El año pasado, como os comentaba en este post del mes de abril de 2013, floreció mucho más tarde. Este año, sin embargo, aún estamos a mediados de marzo y, como dirían los amigos colombianos, tiene ya "cualquier cantidad de flores".

Respecto al huerto, como os decía antes, hoy es el primer día que me he puesto a trabajar un poquito en él. Lo primero que he hecho ha sido enterrar algunos restos de frutas y verduras en la parcela en la que voy a plantar las habas. Hace quince días enterré los primeros restos en dos zanjas y hoy he plantado mis primeras semillas de habas, después de haberlas dejado veinticuatro horas en agua templada. 

Es la primera vez que planto habas, a ver que tal se dan. He comprado una variedad que se llama "red epicure", que por lo que he leído es una variedad de origen inglés que produce unas vainas chiquitas con tan solo 3 o 4 habas de color rojizo. Al parecer, es una planta muy bonita que cuando florece produce abundantes flores rojas más bien pequeñitas. Las he plantado en unos "hoyitos" de unos cinco centímetros de profundidad a diez centímetros de distancia unos de otros. He plantado sólo tres líneas y dentro de un par de semanas plantaré otras dos o tres, con el fin de ir escalonando la producción. Hay os dejo un par de fotos de las zanjas (de unos 20 cm de profundidad por 20cm de ancho) en las que he enterrado los restos de frutas y verduras, que una vez descompuestos parece que son muy buenos para las habas.

Aparte de esto, he plantado también tres líneas de cebollas. Este año quiero intentar escalonar la siembra y la cosecha de todas las verduras para intentar consumirlas lo más frescas posible. Ahí tenéis una fotillo de dos de las líneas de cebollas.
Cuando pasen unos días quiero plantar también las patatas y las echalotes que he comprado este año, a ver que tal se dan. Quiero esperar aún unos días a ver si las facelias que planté el otoño pasado a modo de abono verde florecen, ya que al parecer sus flores son muy apreciadas por las abejas, y tal como están las pobres abejas, cualquier cosa que hagamos por ayudarlas es poco. Por ahora este es el aspecto que tienen.

Por cierto, y hablando de abejas, hoy ha sido mi primera clase práctica en el curso de apicultura que empecé en septiembre pasado. Se trataba de hacer la visita de primavera, que normalmente es la primera del año y en la que se trata, simplemente, de ver el estado general de cada colmena. Para ello se echa un vistazo rápido a las celdas que contienen las larvas, los huevos, la miel, etc. (en francés se llama "couvain", pero la verdad es que no sé como se dice en español). En genral, todas las operaciones en la colmena hay que realizarlas lo más rápido posilbe, para no molestar a las abejas, que ademùas se ponen muy nerviosas si se deja la colmena abierta mucho rato y pueden volverse muy agresivas. Ha sido una experiencia muy interesante. Las abejas estaban bastante tranquilas y es impresionante levantar la tapa y ver a cinco, diez o quince mil abejas (una colmena normal contiene unas 50 000) ahí tan cerquita. Este es más o menos el aspecto que ofrecen los cuadros de la colmena en la visita de primavera.
Y no puedo resistirme a poneros unas fotos de un café que me ha regalado un amigo colombiano y que lleva el nombre de mi ciudad.

"Cordobita" que es uno, por mucho que intente disimularlo.
 
Abrazotes

No hay comentarios:

Publicar un comentario